Hubo un tiempo en el que no existía ni trampa ni cartón en el mundo de la videncia. Las videntes trabajaban de cara al público y veías con quién estabas hablando. Si bien hay que reconocer que el tarot telefónico ha traído la felicidad a miles de mujeres que ya no tienen que desplazarse a ciudades vecinas para obtener su sesión de videncia, hay cierto resentimiento por parte de muchas debido a que se han dado cuenta de que cada vez hay más videntes “de centralita”. Este término hace alusión a quienes trabajan en plataformas sin que exista un rostro real ni un nombre. Son las teleoperadoras del tarot, por así decirlo y el trato despersonalizado está garantizado. Frente a ellas, resiste una corriente de videntes que no trabajan en centralitas y que siguen la historia sentimental y laboral de sus clientes.

La verdadera videncia en las videntes que no trabajan en centralitas

Videntes que no trabajan en centralitas

¿Cómo reconocer a las verdaderas videntes, las que no trabajan en centralitas despersonalizadas? Te hablamos de algunos de los rasgos que las identifican.

  • Siempre están ahí para ti: Las verdaderas videntes que no trabajan en centralitas tampoco te abandonarán cuando más las necesites. Hay algunos ejemplos de grandes videntes que pueden ser la respuesta que estabas buscando a la búsqueda de esa amistad que perdure en el tiempo. Conoce a Úrsula Campos, especializada en astrología y en el amor; descubre el tarot de Consuelo y Lucía y te encontrarás con dos amigas imprescindibles en tu vida.
  • No te dirán lo que quieres oír sino lo que necesitas escuchar: Si buscas dulzura y sinceridad al mismo tiempo en asuntos del amor, África será tu solución. Hay quién se ha olvidado de que las buenas tarotistas no te dirán aquello que quieres oír sino que te hablarán de lo que debes hacer en base a lo que deseas descubrir acerca de ti misma. Descubre a grandes mujeres que tratan temas de amor como es el caso de Marisa Ponce.
  • Harán uso de la baraja del tarot y de su don natural: No dejes de consultar el tarot de Nazaret. Resultará que descubrirás mucho más acerca de ti de lo que nunca habías imaginado. ¿Cómo hacerlo? Gracias a que ella te descubrirá todo lo que necesitas acerca de la resolución de problemas de amor, de salud y de dinero y trabajo.
  • Te impregnarán de su amabilidad natural: Las videntes que no trabajan en centralitas están por su cuenta por un motivo claro; cuentan con un don natural para la videncia y no necesitan escudarse en un grupo de profesionales o aficionados del tarot. Es por ello que las grandes profesionales suelen trabajar por su cuenta. Es el caso de Pilar, Alba, Araceli, Lucía, Gloria, Alicia, Rubí, Clara, Marisa o Esmeralda.